SIN SEÑAS PARTICULARES


25/04/2021

“El desierto avanza. !Ay del que en su alma alberga desiertos¡". F. Nietzsche.

 

Ayer por la tarde en el Centro Niemeyer de Avilés, a muy pocos días ya de la clausura de MUSOC 2021 el próximo viernes con “La mort de Guillem” en este mismo espacio, asistimos sobrecogidos a la ópera prima de la directora Fernanda Valadez. Una película que da continuidad a un cortometraje suyo anterior, “400 maletas”. La película ha sido premiada en festivales como San Sebastián, Sundance o el Festival Internacional de Cine de Morelia. Asistimos a una película cruda, dura y valiente que nos habla de la huida de la pobreza y de la violencia. En ella, dos jovencísimos amigos, Rigo y Jesús, parten en busca de una vida mejor en los EEUU. Aun no siendo comprendidos por Pedro, padre de Rigo, que se pregunta en voz alta: “¿Por qué irse?”, Magdalena, madre de Jesús, entiende y responde: “Querían hallar su propio camino”. Para cumplir su sueño deben recorrer un camino difícil, lleno de oscuridad.

 

De almas vendidas al diablo que aparecen en la noche para sembrar el terror y arrancar de cuajo, y sin impunidad, los sueños de tantas personas mexicanas que se han quedado en él sin ninguna posibilidad de sobrevivir. Personas que comparten en muchas ocasiones el mismo y fatal destino, una fosa común. En medio de todo este horror la lucha de unas madres, siempre las madres, por saber qué fue de los hijos y de las hijas que después de irse nunca volvieron a ponerse en contacto con ellas. Así, la protagonista Magdalena, después de escuchar a otra madre que comparte ese mismo dolor, aun perteneciendo a estratos sociales muy diferentes, decide no conformarse con las opciones que las autoridades le ofrecen. Con el apoyo de la mamá de Rigo, que ha podido recuperar el cadáver de su hijo y darle sepultura, emprende la búsqueda de Jesús, aunque para ello tenga que poner en riesgo la suya propia. Por el camino se dará de bruces con el miedo de otras personas a hablar de los camiones desaparecidos, con secretos, con las tinieblas y silencios.

 

Pero también en ese caminar conocerá la solidaridad de Miguel, un chico deportado después de 4 años en los EEUU y que vuelve a la casa de su madre y con el que, desde entonces, Magdalena compartirá viaje por un territorio dominado por los grupos armados cada vez más salvajes. Ante la presencia omnipresente del mal, “Sin señas particulares” nos deja pegados al sillón, con preguntas sin contestar: ¿Es mejor ignorar la vida de un hijo que se convierte en sicario? ¿Podemos sustituir al hijo real por quien en su lugar te trató como una madre y murió a manos de aquél? ¿Podemos guardar esperanza en enfrentarnos al demonio en el que algunas circunstancias a veces nos convierten? Con la película se nos viene a la cabeza la letra de “Los Nadies” de Eduardo Galeano: “Los nadie que cuestan menos que la bala que los mata”.

 

La presentación corrió a cargo de Diana García de Amnistía Internacional, que nos dio datos y cifras escalofriantes sobre el drama de la inmigración y que nos recordó que no es algo que suceda sólo en México, sino que ese drama también sigue muy presente en nuestras costas. Concluyó su intervención con el deseo de que nos conmoviéramos y que no se quedara sólo en una emoción sino que pasáramos a la acción. Por parte de MUSOC dos lecturas recomendadas por el Café Librería La Revoltosa: “Los niños perdidos”, de Valeria Luiselli, y “Señales", que precederán al fin del mundo”, de Yuri Herrera.




Con la colaboración de :


MUESTRA DE CINE SOCIAL Y DERECHOS HUMANOS DE ASTURIAS

MUSOC


© RADIO KRAS | EMISORA OFICIAL