La defensa de los derechos no admite equidistancia

16/04/2021

MUSOC se sale de los márgenes de la sala de proyección para adentrarnos, de la mano de los expertos Miquel Ramos y Pedro Vallín, en las profundidades del análisis del fascismo actual, emergente y emergido en Europa, y especialmente en nuestro país. Echamos de menos a Helena Castellà, que finalmente no pudo acompañarnos por cuestiones de salud.

 

#antifascismo es uno de los lemas centrales de la muestra de este año, y no podíamos pasar de largo sin dedicarle una reflexión sosegada, y un tanto moderna dadas las circunstancias. Así que nos hemos liado el YouTube a la cabeza y en esta mañana de sábado casi 200 personas nos hemos tomado el café y hasta el vermut de una forma diferente, instructiva y muy estimulante en muchos sentidos.

 

“Los discursos de odio son antiguos pero han sabido reformularse, actualizarse, saltarse los consensos antifascistas post-Segunda Guerra Mundial, dotarse de nuevos actores y normalizarse arrasando los principios de respeto a los derechos humanos y tolerancia, presentándose como una opción política normalizada más en democracia”. Así de fuerte arrancaron nuestros expertos, que a lo largo de casi dos horas fueron desgranando los contenidos de una tertulia que dibujó pinceladas sobre la situación de los fascismos en Europa y en el mundo, los discursos e ideas de izquierdas que atacan y las respuestas políticas y sociales que les estamos dando.

 

En MUSOC nos quedamos con que tenemos la responsabilidad de mantener nuestra etiqueta #antifascismo, de no admitir bajo ninguna circunstancia el más mínimo atisbo de equidistancia entre las tesis que abogan por la defensa de los derechos de las personas frente a quienes quieren abolirlos, y es que “No vamos a debatir quién tiene derecho a tener derecho”.

 

Podemos y queremos aprovechar nuestro lugar como modesto actor del cambio y sumarnos a otros movimientos y acciones que encarnan el gran potencial de los valores democráticos de la izquierda: las plataformas antidesahucios, el movimiento feminista, los movimientos en los barrios, las redes de apoyo contra la precariedad,… Frente a todo esto solo se encuentran las banderas de España como contradiscurso.

 

El resumen del espíritu de este encuentro matinal nos lo ha dado una de nuestras espectadoras: “al fascismo ni agua y si tiene sed, polvorones”. Vamos a tomárnoslo como mantra para nuestro activismo en el futuro individual y colectivo.

 

No podemos despedirnos sin agradecer a quien hoy estuvo al volante de este viaje, Diego Díaz del periódico digital “Nortes”. Hoy fue el encargado de decirnos aquello de “Sube, que te llevo”. Si bien somos conscientes de que esta crónica puede haberte resultado corta, queremos plantearte: para qué vas a conformarte con leerlo si lo tienes todo aquí...

 

 



Con la colaboración de :


MUESTRA DE CINE SOCIAL Y DERECHOS HUMANOS DE ASTURIAS

MUSOC


© RADIO KRAS | EMISORA OFICIAL