PETITE FILLE (UNA NIÑA)

13/04/2021

El Teatro Jovellanos fue escenario del estreno en Asturies de “Petite Fille”, un documental tocado por la inspiración del guionista y director Sébastien Lifshitz que fue presentado en la Berlinale de 2020 y premiado en el Festival de Cine de Sevilla ese mismo año.

 

Sasha, su protagonista, no se quiere mostrar como su sexo biológico. A sus ocho años de edad se considera una niña –vivencia que tiene desde los cuatro- y quiere ser tratada como tal. Ese es su deseo con el apoyo incondicional de una familia unida, principalmente el tesón de una madre que no deja de luchar por los derechos de su hija.

 

La legitimidad de la “autodeterminación” del propio género se muestra también en las consultas con la terapeuta. Sus conversaciones con la familia y la niña sirven de acompañamiento a una realidad llena de dudas e incertidumbres, preludio de los pasos a seguir para que Sasha cuente con los apoyos necesarios en un momento tan importante de su vida.

 

Fuera de foco quedan los elementos discordantes, los obstáculos que se interponen en el camino de la aceptación, como el personal de la escuela donde acude Sasha o su profesora de baile. No quieren ser filmados posiblemente porque no tienen argumentos que mostrar ante la cámara que justifiquen sus posiciones excluyentes.

 

Y todo ello se sitúa en una Francia laica, paradigma de la libertad. Pero también en el marco del enconado debate sobre el proyecto de “Ley Trans” en nuestro país, fruto de diversas y discordantes posiciones dentro del feminismo.

 

Sofía Moreno, presidenta de Abierto Hasta el Amanecer, presentó la película en nombre de AESEX (Asociaciones por la Educación Sexual) y puso los puntos sobre las íes: “La sexualidad es algo que atraviesa a todas las personas durante toda su vida, desde la infancia hasta el final de nuestros días, como nos demuestra Sasha, la protagonista de esta película. Una gran oportunidad para escuchar las voces de la infancia, que tienen mucho que decir sobre sí mismas, sus deseos, sus sueños, su propia vida”.

 

Previamente fue Alejandro Díaz, director del FICX, quien dedicó unas palabras a la importancia que suponía volver a un teatro que, debido a la situación sanitaria, no se llenaba de cine desde noviembre de 2019. Un teatro al que volveremos en siete días quedando en nuestro recuerdo esa escena final de “Petite Fille” en la que Shasa parece más feliz y libre que nunca.

 




Con la colaboración de :


MUESTRA DE CINE SOCIAL Y DERECHOS HUMANOS DE ASTURIAS

MUSOC


© RADIO KRAS | EMISORA OFICIAL