17/01/2020

UN SUEÑO VARADO

La proyección de 'VARADOS' de Helena Taberna en el Teatro Riera de Villaviciosa nos propuso un nuevo viaje, en este caso a Grecia, para conocer, de primera mano, la realidad oculta de las personas en busca de refugio que están atrapadas en el país heleno debido a las políticas migratorias y fronterizas de la Unión Europea.

 

De forma amable, a pesar de la dureza de la situación, Helena Taberna nos retrata la vida cotidiana de algunas de las personas que, en el campo de Eleonas, el desaparecido Victoria Social Center, el desalojado por el gobierno griego Single Men ,en Atenas, o en el campo de Moria, en Lesbos, esperan continuar su viaje hacia una vida digna.

 

La belleza de los planos (como la última escena, un atardecer en el puerto del Pireo mientras sale un buque con los tres protagonistas charlando a contraluz sobre la esperanza) «no es una belleza estética falsa sino que está al servicio de devolver dignidad a esos seres humanos», según señala la propia Taberna.

 

Quizás la verdadera dureza de esta película está en conocer como esa situación de las personas refugiadas “de larga duración” sigue alargándose en el tiempo sin pocas más salidas que la vuelta a sus países, el suicidio (como se refleja en una de las conversaciones) o el seguir esperando que, algún día, las políticas europeas recuperen la dignidad que estas personas muestran y sean realmente acogedoras para quien huye de las guerras, la violencia o la pobreza.

 

En un tiempo en el que los discursos xenófobos y racistas ocupan demasiado espacio, acercarse a las vidas de Mohammed, Jamal, Leonie o Ahmed y sus sueños, nos permite encender una luz ante la oscuridad y reflexionar sobre que está haciendo y que puede hacer la sociedad europea para evitar que miles de personas sigan varadas.

 

Colabora:

MUESTRA DE CINE SOCIAL Y DERECHOS HUMANOS DE ASTURIAS

MUSOC