17/01/2020

NINGUNA FRONTERA ES NATURAL

De la mano de la Asociación Intervalo, y la presentación de Benjamín Braga García'Idrissa, crónica de una muerte cualquiera' se proyectó en Sama de Langreo.

 

Cuando termina la proyección de este documental, que hemos tenido la suerte de que se haya proyectado en MUSOC, tanto en Xixón para todo el público, como para estudiantes de Secundaria, y finalmente en Sama, para sesenta personas, Idrissa Diallo ya no es un desconocido. No es un número.

 

No es una muerte cualquiera en un centro de internamiento de Barcelona. Sino el hijo, el hermano de una familia guineana que ya conocemos.

 

El trabajo de la cooperativa audiovisual Metromuster se ha convertido en sus sucesivas proyecciones en un ritual en forma de cine que como experiencia colectiva nos convierte a todos los asistentes en testigos de su funeral.

 

Una persona que estuvo a cargo de un estado, el español. Un estado que no quiso investigar las circunstancias de su muerte, no devolvió el cuerpo a su familia y tampoco se hizo cargo de investigar a nivel interno si se había actuado de manera procedente. Un documental que quiso esclarecer todo lo relacionado con el fallecimiento de Idrissa, a sus solo veintiún años, un mes después de haber entrado en territorio español.

 

No lo consiguió, pero como nos cuenta Xavier Artigas respondiendo a las indignadas preguntas de quienes pudimos ver el documental, sí consigue, sin embargo, gracias al trabajo colectivo de la productora audiovisual, a la colaboración desinteresada de todas personas que colaboraron económicamente en el costoso proceso de repatriación, devolver el cuerpo a su familia y proceder a una sepultura digna en su ciudad natal.

 

Un documental que nos pone frente a la violencia estructural de la administración y la sociedad racista de la que formamos parte y también nos convierte en asistentes a la despedida de una muerte que deja de ser la de una persona cualquiera, para convertirse en la injusta desaparición de todas las que cruzan una frontera. Ninguna frontera es natural, si acaso mera construcción social.

 

Colabora:

MUESTRA DE CINE SOCIAL Y DERECHOS HUMANOS DE ASTURIAS

MUSOC